top of page

El derecho a la familia y la seguridad de la infancia son las garantías más afectadas

por la migración


Redacción Daniel Lee

Cuando uno de los padres se ve obligado a abandonar su lugar de origen, se rompe el vínculo familiar, y en caso de que niñas y niños migren en familia, se vulnera su integridad física, advirtieron investigadores en la UNAM.

Caminan más despacio, pasan hambre, frío, pueden ser detenidos, expuestos al crimen organizado, separados de sus padres, o ser víctimas de tráfico de personas, entre otras afectaciones.

Para Elsa Gómez Carreño, defensora de los derechos de mujeres y niños: “Está considerado como grupo vulnerable, y por su situación es doblemente vulnerable. Y si hablamos de ese niño, de que esa niña migrante también pues es propiamente indígena pues ahí su situación cambia”.

Durante el conversatorio "Derecho Migratorio Hoy en México", organizado por el Instituto De Investigaciones Jurídicas, subrayaron que, sólo por su condición, la infancia migrante es víctima de diversas violencias transversales. Y dicha vulnerabilidad se agudiza en razón de género.

Por su parte, Imelda Nathaly González Guevara, investigadora de la UNAM, expresó: “las personas que llegan a montarse en este tren llamado ´la bestia´ el alto índice de violencia sexual que sufren las mujeres y no hablamos de mujeres precisamente de más de 18 años sino niñas que a veces tienen que venir disfrazadas o caracterizadas como niños precisamente para evadir esa violencia”.

Otro derecho afectado de la infancia migrante es la educación, la cual no está garantizada en ningún momento de su trayecto.


0 comentarios

Comentarios


bottom of page