El Covid no se ha acabado…Aunque se piense lo contrario

Por Ricardo Burgos Orozco



Hay un parque cercano a la casa y veo a muchas personas que han dejado de usar cubrebocas. Lo mismo sucede en la calle, en los transportes públicos –sobre todo en el Metro y Metrobús --, en las tiendas, en los centros comerciales. Poca gente sigue haciendo caso a la sana distancia y al uso de gel sanitizante para prevenir contagiarse de Covid. Nos hemos relajado, es la verdad.


Mucho tienen qué ver los anuncios tranquilizadores del gobierno federal y los resultados alentadores de las últimas semanas. Apenas este martes el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que los informes que se estaban dando periódicamente sobre datos de casos detectados, hospitalización y fallecimientos, ahora se presentarán cada 15 días.


Sin embargo, el Covid está muy lejos de erradicarse en México. Al contrario, han surgido nuevas variantes, aunque ha resultado menos peligrosas que al inicio. Por eso, las recomendaciones sanitarias son las mismas que se han dado desde marzo de 2020 cuando se presentaron los primeros casos del virus: ventilar espacios cerrados, usar cubrebocas, mantener una distancia adecuada, sobre todo en lugares en donde hay aglomeraciones.


Hay que recordar que nuestro país ha acumulado poco más de siete millones de casos desde febrero de 2020 – cuando se presentaron los primeros contagiados – a la fecha. El número de fallecimientos ha sido de 330 mil personas, aunque extraoficialmente se habla de cuando menos lo doble.


Es cierto que en las últimas semanas han dejado de saturarse los hospitales. Se habla de sólo el 1 por ciento de ocupación, los casos se han reducido al mínimo y los fallecimientos de igual manera.


El hecho es que hay gente que se sigue contagiando y muriendo, aunque en menor medida que hace un año cuando todavía repuntaba la enfermedad y se daban casos de Ómicron continuamente; en muchas ocasiones se confundía con gripe porque los síntomas son muy parecidos.


Es cierto que nos hemos confiado con la disminución drástica de los casos y los anuncios del gobierno federal con respecto al número de contagios. También ha pasado que ya nos estamos acostumbrando a vivir con el virus; hemos dejado de tenerle miedo y mucho menos ahora con los buenos resultados de las vacunas anticovid.


También a nivel mundial han bajado los índices de mortalidad por la pandemia, aunque los números son de miedo. Por ejemplo, en Estados Unidos hay más de 95 millones de personas que han contraído el virus; en la India, casi 45 millones; en Francia, 37 millones; en Alemania, 36 millones.


En México la gente tiene razón para confiarse hasta cierto punto. Sigamos viviendo nuestras vidas de manera normal, actuemos con mayor libertad, pero hay que recordar que el Covid no ha desaparecido como amenaza de contagio y mucho menos de muerte.