top of page

Economía avanza 0.45% en último trimestre del 2022 y PIB completa crecimiento de 3% anual

Redacción El Economista



Expertos señalan que aún con el quinto trimestre consecutivo de datos positivos, la tendencia es claramente a la baja; asimismo explican que el flujo de remesas, con sus máximos históricos, más las transferencias monetarias del gobierno ayudaron a sostener el consumo familiar y por ende la demanda de servicios.


El Producto Interno Bruto (PIB) del 2022 avanzó 3% anual en términos reales y con cifras ajustadas por estacionalidad, informó el el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).


Con este desempeño se hilaron cinco trimestres consecutivos de crecimiento a tasa trimestral, una racha no vista desde el 2018, apuntó la subdirectora de análisis económico en Monex, Janneth Quiroz.


Desde Londres, el economista senior para América Latina en la consultoría Pantheon Macroeconomics, Andrés Abadía matizó que aún con el quinto trimestre consecutivo de datos positivos en el PIB, la tendencia es claramente a la baja.


Se refiere al detalle de la información en el transcurso del año. El pico de la actividad económica se presentó durante el primer trimestre del 2022, cuando el PIB alcanzó un crecimiento de 1.2%, respecto del último cuarto del 2021.


A partir de ahí comenzó a desacelerarse la actividad de manera consecutiva pues para el segundo trimestre, el Producto registró un avance de 1.1 por ciento.


Para el periodo de julio a septiembre, la actividad económica registró un avance de 0.9% trimestral y cerró el año con la actividad más débil, de 0.4% a tasa trimestral.


Abadía observó que esta desaceleración, que se fue presentando trimestre a trimestre, refleja el impacto de la alta inflación en la capacidad de pago de las familias, las condiciones financieras más estrictas y el debilitamiento de las exportaciones.


La estimación oportuna quedó en línea con la expectativa media recabada por la encuesta Citibanamex y se ubicó ligeramente abajo de 3.1% que previó el Fondo Monetario Internacional (FMI).


Industria pierde fuerza


Por grandes grupos de actividades económicas se observa que el sector que más creció en el año fue el industrial, que alcanzó una expansión de 3.2% anual.


En la lectura trimestral, el sector secundario observó un avance de 0.2% que fue calificado como “desempeño suave”, por el economista para América Latina en Goldman Sachs, Alberto Ramos.


Al revisar el detalle trimestral en este sector donde las manufacturas son determinantes, se observa también una clara desaceleración desde el pico de la actividad que se alcanzó en el primer trimestre del 2022, cuando creció a un ritmo de 1.5% trimestral.


Para el segundo cuarto del año, la actividad en este segmento avanzó 0.7%; en el tercer trimestre creció a una tasa de 0.6% respecto del cuarto previo y en el último, fue el más débil, de 0.4% según la estimación oportuna.


El experto de Pantheon Macroeconomics, sostuvo que las cifras del PIB sugieren que en diciembre se revirtió parcialmente el desplome del Indicador Global de la Actividad Económica de noviembre.


Sin embargo, consideró que no es el comienzo de una tendencia al alza. Los indicadores apuntan a que se avecinan tiempos menos propicios para el desarrollo del sector manufacturero.


Servicios se fatigan


En el detalle de la información divulgada por Inegi, se observa que las actividades terciarias tuvieron un crecimiento de 2.7% anual.


Sin embargo, al revisar el desempeño trimestre a trimestre, es evidente una profunda desaceleración en el último cuarto del año.


Así, durante el primer y segundo trimestre del 2022, las actividades terciarias registraron crecimientos de 1.3%, respectivamente.


Para el tercer cuarto el avance fue de 1.1% trimestral y en el último cuarto, este desempeño se desvaneció hasta reportar apenas 0.2% positivo.


El director para América Latina en la consultoría Moody´s Analytics, Alfredo Coutiño, explicó que el flujo de remesas con sus máximos históricos, más las transferencias monetarias del gobierno ayudaron a sostener el consumo familiar y por ende la demanda de servicios. Sin embargo, para diciembre, el mercado interno comenzó a reflejar condiciones monetarias restrictivas y debilitamiento.


Primarias, poco significativas


Finalmente, las actividades primarias, donde se encuentran la agricultura, ganadería y pesca, completaron un avance trimestral de 2% en el periodo octubre–diciembre.


El cálculo preliminar para el último trimestre evidencia un desempeño similar al registrado en el cuarto previo de julio a septiembre, que es explicada por el experto de Goldman Sachs por el hecho de que son productos de primera necesidad para la población.


Sin embargo, su peso en la actividad económica nacional es muy poco significativo, pues apenas representa 5% del PIB total, matizó aparte el especialista de Pantheon Macroeconomics.


Información e imagen tomada de eleconomista.com.mx

0 comentarios

Comentários


bottom of page