top of page

Discriminación por embarazo será tipificada y sancionada como violencia laboral


La Cámara de Diputados aprobó una reforma a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (LGAMVLV) para reconocer como violencia laboral el trato desigual en un empleo en contra de mujeres y personas con capacidad de gestar por su condición de embarazo o por su maternidad. 


La reforma, impulsada por la diputada Julieta Vences Valencia (Morena), fue aprobada por unanimidad con 436 votos a favor. 


La reforma establece que es violencia laboral la negativa ilegal a contratar, a respetar la permanencia o condiciones generales de trabajo en razón de la maternidad, embarazo o lactancia. 


También se establece que la discriminación, distinción, exclusión o restricción en contra de una mujer solicitante de empleo o empleada por esos mismos motivos será violencia laboral. 


Las sanciones a las empresas por discriminar a mujeres y personas con capacidad de gestar que estén embarazadas o estén ejerciendo su maternidad pueden ir desde lo administrativo hasta lo penal. 


Las víctimas de discriminación por embarazo podrán recurrir a una orden de protección emitida por las autoridades administrativas, el Ministerio Público o el órgano jurisdiccional competente. 


La reforma aprobada por la Cámara de Diputados ahora pasa al Senado para su revisión y posible aprobación. 


Impacto de la reforma 


La reforma aprobada por la Cámara de Diputados es un avance importante en la lucha contra la discriminación por embarazo en México. 


La reforma reconoce que la discriminación por embarazo es una forma de violencia laboral que afecta los derechos de las mujeres y personas con capacidad de gestar. 


La reforma también establece sanciones para las empresas que discriminen a mujeres embarazadas o que están ejerciendo su maternidad. 


Estas sanciones pueden ayudar a disuadir a las empresas de discriminar a las mujeres embarazadas y a garantizar que las mujeres tengan igualdad de oportunidades en el ámbito laboral. 


Recomendaciones 


La reforma aprobada por la Cámara de Diputados es un paso importante, pero aún queda mucho por hacer para erradicar la discriminación por embarazo en México. 


Se recomienda que el Senado apruebe la reforma sin cambios. 


También se recomienda que el gobierno federal y los gobiernos locales implementen programas de capacitación para las empresas y los trabajadores sobre la discriminación por embarazo. 


Además, se recomienda que se realicen campañas de sensibilización para educar a la población sobre la importancia de la igualdad de oportunidades para las mujeres embarazadas y que están ejerciendo su maternidad. 

0 comentarios

ความคิดเห็น


bottom of page