Detectar factor alérgico favorece tratamiento contra asma

En el Día Mundial de la Alergia, se hace un llamado para que neumólogos y alergólogos consideren en el diagnóstico de pacientes con asma el factor alérgico.

Lograr un control del asma es el problema de muchos pacientes con esta enfermedad respiratoria y esto puede tener una gran repercusión en su calidad de vida, ya que aumenta los ataques de asma (exacerbaciones) y empeora los síntomas, entre ellos: tos crónica y recurrente, sibilancias, dificultad para respirar y presión en el pecho. Pero ¿a qué podría deberse esta falta de control de la enfermedad?.


Pueden ser múltiples factores, entre ellos la falta de adherencia al tratamiento por parte del paciente, así como una medicación que no atienda la causa real del asma Lo que empeora su calidad de vida y limita sus actividades diarias; y aquí es donde se debe considerar el fenotipo alérgico como algo fundamental.


Por ello, en el marco del próximo Día Mundial de la Alergia (8 de julio) Novartis hace un atento llamado para que, tanto neumólogos como alergólogos, consideren en el diagnóstico el fenotipo alérgico, principalmente, para ayudar a que el paciente con asma severa reciba un tratamiento personalizado y con ello favorezca la adherencia a su tratamiento.


Se le considera asma alérgica cuando los síntomas del asma iniciaron por alguna reacción alérgica a los ácaros, el polen, el polvo o algún otro alérgeno. Actualmente, se estima que un 60 – 90% de los casos de asma severa están directamente relacionados con algún tipo de alergia. Estos alérgenos provocan la secreción de inmunoglobulina E (IgE), la que desencadena una reacción en el cuerpo humano similar a la del asma, tales como tos, dificultad respiratoria, opresión torácica, sibilancias y reacciones en la piel.


El asma representa una carga sustancial en las familias, principalmente para los pacientes, pues limita sus actividades diarias, y en adultos, disminuye su productividad. El control del asma se hace complejo cuando el paciente cuenta con su tratamiento, pero requiere asistir continuamente al médico, incluso presenta ataques que pueden llegar a ser fatales.


Por esa razón, las Guías Europeas de Manejo de Asma (GEMA) y la Iniciativa Global para el Asma (GINA), también han recomendado a los especialistas en enfermedades respiratorias y alérgicas, que se evalúe el componente alérgico en casos de asma severa a través de una historia clínica detallada, contemplando los antecedentes de tratamiento del paciente y de igual forma, se realicen pruebas diagnósticas específicas.


En línea con este contexto, Novartis busca ser aliado del sistema de salud con el objetivo de beneficiar a los mexicanos con asma severa, trabajando de la mano de los profesionales de la salud para que los pacientes reciban un tratamiento personalizado.


Adicionalmente, Novartis ha facilitado el acceso de la población a un tratamiento eficaz: un innovador anticuerpo monoclonal humanizado que ha mostrado en diversos estudios clínicos una reducción de los síntomas del asma severa hasta en un 86%, en seguimientos de 52 semanas. Asimismo, este tratamiento disminuye el número de ingresos hospitalarios y visitas a urgencias en un 65% y en un 67% los episodios de crisis en los pacientes.


Actualmente, se estima que un 20% de la población mundial padece una o más alergias. En 2012, más de 7.8 millones de niños reportaron una alergia de tipo respiratorio. Estas últimas pueden llegar a ser un factor desencadenante de enfermedades respiratorias, como el asma, la cual afecta a un 8 a 10% de la población mexicana.