Desplazados por los robots en el trabajo, ¡imagínate! Mmm… Mejor ya no te lo imagines…

Daniel Lee



¿Robots desplazando a los humanos en el trabajo? ¿Cuántas veces no le hemos imaginado?, lo hemos visto en películas. Hoy día, aunque muchos estudios mantienen visos de ciencia y economía-ficción, lo cierto es que algunos ya ponen de manifiesto las implicaciones que tendría el avance tecnológico en una realidad que, a poco, ya nos comienza a alcanzar.


Carmen Pagés-Serra, quien es la Jefa de la Unidad de Mercados Laborales y Seguridad Social del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se refiere a este tema en el blog Factor Trabajo, y hace alusión a uno de los más recientes estudios del Centro de Investigaciones Pew, mismo que señala: “para 2025 es posible que los robots ocuparán el trabajo de muchos de nosotros”.


Dicho estudio compila las opiniones de 1,800 académicos y expertos en la industria, el trabajo y las nuevas tecnologías, en torno a la Inteligencia Artificial (IA) y la robótica.


Hasta nuestros días, las máquinas han ido sustituyendo a personas en trabajos rutinarios llevando a algunas profesiones casi a su extinción. ¿Quién se acuerda hoy de los operadores telefónicos o los mecanógrafos?, cuestiona Pagés-Serra.


Igualmente expone acerca de los vehículos que se autoconducen, -hay algunos que asistidos aún por el hombre ya se estacionan-; o qué decir de las máquinas que diagnostican enfermedades o incluso los robots que identifican emociones? ¿Será este el progreso de la inteligencia artificial, el fin de la inteligencia humana?


Para Carmen Pagés-Serra en este mundo globalizado ya los países deben ir preparándose; reflexionar si las máquinas son capaces de sustituir solo al trabajo poco calificado, calificado o todo el trabajo. De acuerdo con los estudios que viene realizando el Centro de Investigaciones Pew, “se darán consecuencias distributivas distintas, pero en todos los casos presumiblemente de gran magnitud”, advierte la Jefa de la Unidad de Mercados Laborales del BID.


En su colaboración hecha para el blog Factor Trabajo, Pagés-Serra también alude a los pronósticos de los especialistas Erick Brynjolfsson y Andrew McAfee en su último en su libro “La Segunda Era de las Máquinas” en el que señalan: “no solo personas con trabajos rutinarios y/o de baja calificación, sino muchos trabajadores calificados (traductores, analistas de datos, gestores…), serán potencialmente reemplazados por máquinas”.


En su reflexión la directiva del BID señala que otro aspecto importante a considerar es qué tan rápido están ocurriendo estas transformaciones y qué peso tienen ya en la economía en su conjunto.


En este contexto, adelantemos algo. Por lo menos a manera de prospectiva. Un estudio del Foro Económico Mundial, adelanta que alrededor de 75 millones de empleos serán desplazados por robots. Es una proyección hacia este 2022. Así lo consigna. Empero hay otras proyecciones de hasta 800 millones de trabajadores para 2030, Eso dice un nuevo informe que abarca 46 países y más de 800 ocupaciones realizado por la división de investigación de McKinsey & Co.


La consultora ha dicho ya. Que tanto los países desarrollados como los emergentes sufrirán el impacto. Los operadores de máquinas, los trabajadores en el sector de la comida rápida y los empleados administrativos serán algunos de los más afectados si la automatización se propaga rápidamente por la fuerza labora.


De estos millones de empleos en el mundo, entre los que suponen ya una suerte de exterminio están en los sectores de la contabilidad, el secretariado, las fábricas de ensamblaje y los centros de gestión de clientes o los servicios postales.


Jóvenes amigos:


Los robots pasaron de las historias de ciencia ficción para colocarse en una realidad donde su función es realizar la mayoría de las tareas ordinarias de los humanos.


Hasta hace poco hablar también de la inteligencia artificial parecía “jalado de los pelos”. Lo cierto es que, en el mundo, de manera gradual, y sin darnos cuenta empiezan a tomar forma y existir los “ciborg”. Están en una etapa donde piezas robotizadas como brazos complementan funciones corporales; aditamentos para apoyar en la visión y otras cosas, ya van en otro nivel. Aguas… así las cosas.

0 visualizaciones