Desde hace diez años sobrecargos no perciben sueldo completo confían en cambios

de cara a próximas elecciones en ASSA

Sobrecargos de Aeromar llevan 10 años sin percibir su sueldo completo y tampoco su fondo de ahorro. La dirigencia de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación de México (ASSA) que ostenta Ricardo del Valle Solares desde 2010 y que busca perpetuar otro periodo más de manera fraudulenta, ha sido indolente y no ha sido capaz de defenderlos. Las jornadas laborales han llegado a extenderse hasta por 15 horas, sin que se haga nada al respecto.

Así lo denuncian al menos 200 de trabajadores de los más de 4,500 agremiados que apenas este lunes 10 de octubre se manifestaron en la Terminal 2 del AICM. Acusan que la autoridad laboral ha sido omisa y reclaman al líder sindical de no cumplir las disposiciones del Estatuto, de los Acuerdos de las Asambleas, de las Juntas Particulares y Juntas del Comité Ejecutivo, y que aprovechó "como anillo al dedo" la pandemia para afectarlos en sus prestaciones, creando un mal ambiente laboral.

De cara a las elecciones para renovar la Secretaría General de ASSA, la, Ada Salazar, encuentra una posición de desventaja ante el uso faccioso de Del Valle Rosales, quien amenaza, condiciona y pisotea los derechos de los sobrecargos, de entrada, no hay un tema de paridad de género, no hay piso parejo, y si en cambio múltiples irregularidades en la gestión de quién debiera ser un auténtico representante de los trabajadores.

Actualmente los inconformes advierten que hay un ambiente de encono en pleno proceso electoral, particularmente en esta etapa de proselitismo.

Más allá de la nueva realidad laboral que pregona la secretaría del Trabajo y Previsión Social, dónde se establece que el trabajador elige las condiciones de su Contrato Colectivo mediante voto personal libre, directo y secreto, esto parece que no ocurrirá en la ASSA.

Señalan que de poco sirve que el trabajador sea libre y decida no apoyar a líderes antidemocráticos y charros, si al final la autoridad laboral no solamente los solapa, sino que también hace campaña con ellos.

Las y los sobrecargos se pronuncian porque el chantaje deje de ser un instrumento que utiliza a modo Ricardo del Valle Solares.

En lo que va de 2011 a 2016 una buena parte de los empleados paso de tener un Contrato A a un Contrato B lo que implica, entre otras cosas, ganar hasta un 50 por ciento menos de lo que se establece en el Contrato sin modificar

Recordaron que, en el marco de la aprobación de la Reforma Laboral, la empresa Aeroméxico buscaba imponer un Contrato Colectivo más precario que el que tenían entonces

En campaña recuerdan también que él todavía entonces candidato a dirigir ASSA, prometió defender el Contrato vigente en contra de las intenciones de esa empresa y no lo hizo.

1 visualización