top of page

Descubren receta química de la momificación egipcia

Redacción Joel Alejandro Mendoza Charles ANCOP



Anteriormente, las técnicas de embalsamamiento eran capaces de preservar cuerpos durante milenios, esto a fascinado a toda la sociedad y también a los científicos.


Actualmente y desde la antigüedad, las momias del antiguo Egipto han captado la imaginación y atención popular; sobre ellas se han creado cientos de libros de ficción, historietas, películas y series de TV.


Las técnicas de embalsamamiento capaces de preservar cuerpos durante milenios han fascinado a la sociedad y también a los científicos. Se trataba de un proceso largo, complejo e implicaba el uso de muchas sustancias diferentes. Pero los métodos y materiales utilizados para la momificación siguen siendo relativamente desconocidos.


Ancestrales escritos egipcios, textos de sabios griegos como Heródoto y Diodorus Siculus, indicios pictográficos arqueológicos y análisis de restos orgánicos de antiguas momias, han arrojado solo datos parciales y superficiales de la receta de la momificación.


Junto con las oraciones, la quema de incienso, la unción y envoltura del cuerpo, este proceso formaba parte de los rituales religiosos que, según creían los antiguos egipcios, era la manera de proporcionar un hogar permanente a las almas en el “más allá”. A lo largo de miles de años, consideraron que, de esta manera, transformaban a los muertos de seres terrenales a seres divinos.


Así, los egipcios conservaron artificialmente los cuerpos de humanos y animales. Durante siglos el método evolucionó, adquirió modas y se crearon estilos que se aplicaron conforme a la riqueza de las familias. Similar a lo que ocurre hoy en día en las empresas funerarias.


Ahora, un equipo de científicos de Egipto, Alemania, Francia, Italia y Reino Unido, encabezados por Maxime Rageot, de la Universidad Ludwig Maximilian de Múnich (LMU), ha revelado algunas de las sustancias que se usaban para momificar cuerpos y para partes específicas de este.


De acuerdo con un artículo publicado en la revista Nature, la más importante en el mundo de la ciencia, los científicos analizaron 31 vasijas de cerámica localizadas en un taller de

embalsamamiento de los años 664-525 antes de nuestra era (a.n.e.), en Saqqara, Egipto, una antigua necrópolis que data de la Dinastía egipcia XXVI y que se encuentra a 30 km al sur de El Cairo.


El taller fue descubierto en excavaciones llevadas a cabo en 2016 por un equipo de arqueólogos y en él se localizaron diversas cámaras y gran cantidad de recipientes, vasijas, peceras y vasos de precipitado; algunas tenían inscripciones con textos que incluso brindan instrucciones de embalsamamiento como "poner sobre su cabeza" o "vendar/embalsamar con ella" y nombres de las sustancias.

0 comentarios

Comments


bottom of page