top of page

Delfina Gómez ganará Edomex con todo y sus asegunes

Por Ricardo Burgos Orozco


El Estado de México y Coahuila son las únicas dos entidades de la república que no han tenido alternancia en el poder en toda su historia. Hasta ahora el Partido Revolucionario Institucional es el único que las ha gobernado.


Hace seis años en el Estado de México, Alfredo del Mazo obtuvo un triunfo muy apretado con apenas tres puntos de diferencia sobre su contrincante Delfina Gómez, una sencilla maestra de escuela, pero experta en la lucha partidaria y la grilla, sobre todo con el Movimiento de Regeneración Nacional donde milita.


Ahora, en 2023, con la nueva elección en puerta, el próximo 4 de junio, el escenario ha cambiado radicalmente y Delfina está en los primeros lugares de las preferencias. Alejandra del Moral, su rival en turno de la Alianza va por el Estado de México, integrada por los partidos Revolucionario Institucional, Acción Nacional y De la Revolución Democrática, ha señalado que no quiere confrontaciones y que de su boca no saldrá ningún insulto para su adversaria política.


De Moral es una mujer también con mucha experiencia, pero más como legisladora y funcionaria que como política. Ya fue diputada, presidenta municipal de Cuautitlán Izcalli. También, fue presidenta del PRI mexiquense, secretaria del Trabajo con el exgobernador Eruviel Ávila y luego secretaria de Desarrollo Económico con el actual Ejecutivo estatal, Alfredo del Mazo, pero hace mal en no buscar “los trapitos sucios” de su adversaria porque ella, en cuanto pueda, lo va a hacer.


Delfina Gómez se ha forjado más en la brecha partidaria que en ningún otro lado. Fue secretaria de Educación Pública un rato en este sexenio porque a Andrés Manuel López Obrador se le ocurrió darle mayor promoción mientras competía nuevamente por el territorio mexiquense, pero la maestra de primaria, licenciada en Pedagogía por la Universidad Pedagógica Nacional, cometió varias irregularidades durante su gestión en la SEP: la Auditoría Superior de la Federación detectó anomalías por 837 millones de pesos y ella, con el visto bueno del presidente, eliminó las escuelas de tiempo completo, un programa que beneficiaba a millones de estudiantes de nivel básico.


Pero el mayor ilícito cometido por la candidata de Morena y confirmado por las autoridades electorales en su momento, es que hizo descuentos de 10 por ciento de manera irregular a los salarios de los trabajadores del ayuntamiento y del DIF municipal cuando fue alcaldesa de Texcoco. La misma Delfina lo reconoce, pero afirma que fueron aportaciones voluntarias.


Ahora a mes y medio de la elección, la maestra Delfina tiene una cómoda ventaja de 18 puntos sobre Alejandra del Moral. Veremos qué resulta del debate del próximo 28 de este mes. Será muy complicado que haya un repunte sorpresivo de la candidata de la alianza y menos si continúa con su actitud de respeto y cordialidad. Que recuerde que hace seis años su rival morenista atacó por todos lados e incluso desconoció los resultados hasta que entendió que AMLO ya iba a ser presidente y las cosas iban a cambiar, como sucedió.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page