top of page

Crisis sanitaria en Acapulco


RedacciónMarlone **


La ciudad de Acapulco enfrenta una grave crisis sanitaria, agravada por los estratos del huracán Otis. La falta de atención médica y el riesgo de brotes de dengue y diarrea han generado alarma entre los habitantes y especialistas. La carencia de agua potable y la acumulación de basura en las calles aumentan el riesgo de brotes infecciosos.


Laura Gómez, coordinadora del equipo de emergencia de Médicos Sin Fronteras, advierte sobre un alto riesgo de brotes de dengue y diarrea, atribuyendo la situación a los daños causados ​​por el huracán a la infraestructura médica ya problemas de suministro de agua y electricidad.


En la Costera Miguel Alemán, se encuentra un "edificio inteligente" construido para ser la sede de la Secretaría de Salud, parte del plan fallido del presidente Andrés Manuel López Obrador para descentralizar las dependencias federales. A pesar de resistir el huracán, el edificio permanece cerrado, simbolizando la crisis de atención médica en la ciudad.


Los hospitales del IMSS, ISSSTE y la Secretaría de Salud enfrentan serias dificultades. Los derechoshabientes denuncian la falta de medicamentos, cancelación o tardanza de citas y largas esperas para ser atendidos. En las clínicas y hospitales, enfermos de urgencia se encuentran en camillas en los pasillos, evidenciando el colapso del sistema de salud.


Adrián Organista, jubilado del IMSS, expresa su frustración por la falta de insulina y la dificultad para obtener citas. En la clínica de medicina familiar del ISSSTE, la falta de internet ha llevado a la cancelación de citas programadas, obligando a todos a esperar.


En las zonas rurales de Acapulco, el panorama es aún más desolador. Comunidades enteras están sin médicos ni medicamentos, con casos de dengue y diarrea reportados por falta de agua potable. La Secretaría de Marina ha intervenido esporádicamente, llevando personal de salud y medicamentos donados por la población civil.


Los residentes de Acapulco recuerdan las promesas del presidente sobre un sistema de salud de primer mundo y cuestionan la declaración del fin de la emergencia cuando la realidad muestra un escenario completamente diferente.

0 comentarios

תגובות


bottom of page