Crean campo magnético de fusión para generar energía limpia

Ponen a prueba el campo magnético de fusión más grande del mundo. Promete ser la mejor fuente de energía limpia, y casi ilimitada.

Luego de un complejo proceso, que duró más de tres años, lograron crear un campo magnético de fusión, que promete generar energía limpia, de forma casi ilimitada y utilizando agua como materia prima.


Ponen en marcha la central de energía limpia más grande del mundo


La obtención de energía limpia, sin gasto de recursos vitales, y sin poner en peligro a las personas, es uno de los grandes desafíos de la ciencia. Ahora, un equipo de investigación dirigido por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y el Commonwealth Fusion Systems (CFS), ha dado un paso fundamental en este camino.


Han logrado crear una máquina con electroimanes gigantes capaz de generar plasma de alta temperatura utilizando, como materia prima, agua. Este proceso es necesario para crear centrales energéticas de huella cero.


La fusión, en muchos sentidos, es la fuente de energía limpia definitiva”, sostiene Maria Zuber, vicepresidenta de investigación del MIT y profesora de geofísica E. A. Griswold, a través la web del MIT.


Lo que se busca, mediante un electroimán de alta temperatura, es generar un fenómeno de fusión nuclear, proceso en donde núcleos atómicos de carga similar se unen y forman un núcleo más pesado, generando un gran temperatura.


Este proceso, de lograrse en forma sostenida, cambiaría por completo las formas de obtener energía que conocemos.


Cómo se obtuvo el campo magnético de fusión SPARC


A principio de septiembre, por primera vez, el sistema SPARC demostró que puede generar una intensidad de campo de 20 tesla, convirtiéndose en el campo magnético de fusión más poderoso jamás creado.


Si bien existen otros proyectos similares en el mundo, la importancia de SPARC es que logró obtener más energía que la necesaria para generar el campo magnético.


Los líderes del proyecto del MIT y la emergente CFS creen que se trata de la fuente de energía limpia definitiva. “La cantidad de energía disponible es realmente revolucionaria”, dijo Maria Zuber, vicepresidenta de investigación del MIT y profesora de geofísica E. A. Griswold, a través la web del MIT.


Uno de los grandes desafíos del proyecto, fue crear el enorme electroimán que obtiene hidrógeno del agua. El hidrógeno se calienta hasta un punto en que se convierte en una nube delgada llamada plasma, y luego, a través de las bobinas magnéticas se redireccionan hasta lograr la fusión.


Luego de este avance del campo magnético de fusión, el proyecto espera estar funcionando plenamente durante 2025. Una vez que esta tecnología sea completamente controlada, se convertirá en una fuente de energía limpia , inagotable y libre de carbono que se puede implementar en cualquier lugar y momento.