Crean App que mide la calidad del agua


El biomonitoreo del agua en regiones cercanas a las Reservas de la Biosfera de Cuicatlán, en Oaxaca, y de Tehuacán, en Puebla, permite a los habitantes de esas comunidades hacer una adecuada vigilancia de la calidad de sus recursos e implementar acciones de conservación, o en su caso de restauración de los ecosistemas.


Apoyados por investigadores del Instituto Politécnico Nacional, se desarrolla una aplicación móvil que auxilie en la vigilancia del preciado líquido en esas regiones.


Este grupo multidisciplinario lo integran académicos de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB), de la Escuela Superior de Ingeniería (ESIME), del Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas (Cicimar) y de la Coordinación Politécnica para la Sustentabilidad (CPS) que valoran los recursos hídricos, acompañados por los habitantes de la zona.


Estos proyectos permiten que cada región desempeñe una labor enfocada en el uso sostenible de los ecosistemas, señaló una investigadora de la ENCB.


El 70 por ciento de las familias de la flora a nivel mundial están en esta región de Puebla y Oaxaca, algunas endémicas, y permiten una presencia importante de aves, reptiles, mamíferos y peces. Los ríos tienen sistemas perennes e intermitentes que integran la única fuente de agua para la biota silvestre, acuática y terrestre de la región.


Los expertos utilizan una aplicación (App) móvil y evalúan la calidad del agua de la región para desarrollar un protocolo que a partir del proceso de calibración Biological Monitoring Working Party (BMWP). Los habitantes de las comunidades monitorean los recursos y realizan acciones relacionadas a la conservación y restauración de los ecosistemas acuáticos.

Asimismo, procesan imágenes de los organismos, las cuales se incorporan a plantillas para identificar y guardar, para recopilar la información del índice BMWP de forma más sencilla y rápida.