google.com, pub-2505080260247083, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Científicas argentinas transforman pelo de vaca en baterías ecológicas

Redacción Frida

Científicas argentinas transforman pelo de vaca en baterías ecológicas

Un equipo de científicas de la Universidad Nacional de Córdoba ha desarrollado un proceso innovador para producir baterías sustentables usando pelo de vaca.


Victoria Bracamonte, Guillermina Luque y Andrea Calderón, respaldadas por el Laboratorio de Energías Sustentables (Laes) y con el apoyo de Y-TEC, buscan transformar el futuro de las baterías y favorecer la transición energética en el contexto de la emergencia climática.


El proyecto se originó cuando las investigadoras recibieron una bolsa de pelo de vaca que, pese a su peculiar olor, vieron como una materia prima prometedora para la creación de baterías de litio avanzadas. El prototipo desarrollado, tras someter el pelo a un proceso de lavado y cocción, resultó en un cátodo de biocarbón con propiedades notables. Y-TEC, empresa conjunta de YPF y Conicet, reconoció el potencial y patentó el desarrollo en Estados Unidos.


El proceso es aún experimental y su lanzamiento comercial podría tardar hasta una década, pero tiene el potencial de redefinir el mercado.


"No reemplazarán a las baterías actuales. Es probable que convivan", afirmó Ezequiel Leiva, también del Laes y agregó que estas baterías son clave para el auge de los vehículos eléctricos, y tienen como objetivo transformar el sector de transporte, uno de los mayores emisores de gases de efecto invernadero.


El biocarbón derivado del pelo de vaca muestra características prometedoras, al no presentar los problemas habituales de desgaste tras 100 ciclos de carga-descarga. El equipo sospecha que hay aspectos únicos en la estructura del biocarbón que previenen estos desafíos. Leiva, recientemente premiado por su contribución científica, sostiene que estas baterías ofrecerán mayor autonomía a vehículos eléctricos, duplicando las distancias de recorrido actuales.


El pelo de vaca, un residuo común en las curtiembres podría convertirse en un componente valioso en la industria de baterías.


La investigación, un hito en la ciencia argentina, ejemplifica cómo la investigación básica puede tener aplicaciones industriales, promoviendo el crecimiento económico y la generación de empleo calificado.


"Después de dos años de intenso trabajo y desafíos, finalmente lo logramos", comentó Bracamonte, destacando la resiliencia y dedicación del equipo incluso en tiempos de pandemia. La investigación será publicada próximamente en la revista Chemistry Select, posicionando una vez más a Argentina en el mapa de la innovación científica mundial.

0 comentarios

Comments


bottom of page