top of page

Cenar tacos si puede caerte pesado

Redacción Joel Charles


Los tacos y garnachas, esos manjares de la gastronomía mexicana que podemos encontrar a todas horas en la capital, muchas veces a los estudiantes o a los trabajadores los ha sacado del apuro de no tener tiempo para comer o cenar, a un precio bastante razonable, pero esto podría tener consecuencias a la hora de ir a dormir.


Para empezar, el ir a dormir es más importante de lo que crees, ya que, durante el sueño, nuestro cuerpo no solamente se recarga para estar funcional al día siguiente, sino de también dormir de manera plena y correcta ayuda a mantener un peso saludable, hace que los niveles de estrés disminuyan, además mejora el estado de ánimo.


“El sueño es un fenómeno muy complejo y un elemento esencial en nuestra salud; pero hay factores externos e internos que pueden perturbarlo, como cuando cenamos comidas pesadas”, afirmó Rafael Santana Miranda, responsable médico de la Clínica de Trastornos del Sueño de la UNAM.


Claro que una vez que cenemos una comida pesada y poco saludable como serían los tacos, las garnachas, pizzas o hamburguesas, por ejemplo, esto puede alterar nuestros procesos de sueño y generar pesadillas.


La razón por la cual están desaconsejadas es que ese tipo de comidas son ricas en carbohidratos y grasas, ingredientes que, si se ingieren antes de dormir, no solamente generarán mayores probabilidades de tener pesadillas, sino que ocasionarán reflujo e indigestión lo que interrumpe el buen descanso.


“Las cenas copiosas ricas en proteínas o grasas son el sustrato para diversos neurotransmisores que estimulan alguna de las fases del sueño, como el caso de la de movimientos oculares rápidos, que puede incrementar la actividad onírica, es decir, que soñemos en mayor cantidad”, expresó Santana.


Cuando uno tiene pesadillas, es prudente analizar por qué es que se están teniendo estos sueños, es necesario estudiar las causas, pues pueden ser síntoma de otros problemas. “Lo mejor, por tanto, es tener un horario razonable si vas a comer proteínas y grasa, al menos hay que dejar pasar un poco más de tiempo, alrededor de dos horas. Pero si es otro tipo de cena, como frutas, verduras o productos lácteos puede ser menor a dos horas”, sugirió.


Otro punto que hay que tomar en cuenta y es también una especie de recomendación por parte de los especialistas, tener horarios específicos para la alimentación y tratar que estos varíen lo menos posible, esto con el fin de no presentar alteraciones en el organismo, aumento de peso y por ende, sobrepeso.

0 comentarios

Comments


bottom of page