Casi 500 periodistas han muerto por la Covid-19 en el mundo


Al igual que los profesionales de la salud, el personal de vigilancia y otros trabajadores esenciales, los periodistas enfrentan riesgos mayores al realizar la cobertura de la pandemia.


La Red Internacional de Periodistas publicó recientemente el seguimiento de Press Emblema Campaign (PEC), una organización sin fines de lucro, con sede en Ginebra, centrada en la libertad de prensa y la seguridad de los periodistas, que intenta rastrear las muertes confirmadas relacionadas con la COVID-19 entre periodistas a nivel mundial.


PEC informó que hasta el 5 de mayo, había registrado 64 muertes en 24 países, pero para la segunda semana de diciembre, los datos son bastante desalentadores: la cantidad de decesos aumentó a 482 periodistas en 56 países, fallecidos debido a la COVID-19.


El total de muertes por la pandemia en el mundo se ha quintuplicado, según datos del Centro de Recursos sobre Coronavirus de Johns Hopkins: 75 millones de personas contagiadas y casi dos millones de muertos.


Los países de América Latina representan más de la mitad del recuento de muertes de periodistas, aunque hubo un aumento reciente en India y Bangladesh.


Las muertes más recientes involucran a reporteros menores de 60 años. Hay un creciente temor a los despidos derivado de que muchos reporteros toman riesgos de contagio adicionales, incluyendo la asistencia a salas de redacción no adaptadas para el distanciamiento social.


El secretario general de PEC, Blaise Lempen, dijo que la cifra real probablemente sea mayor a 482, ya que los investigadores se limitaron a casos en los que se confirmó oficialmente la relación con el virus mediante pruebas o certificación.


La realidad es que la mayoría de los comunicadores carecen del apoyo mínimo de protección por parte de sus empresas y, en solitario, habitualmente desafían el riesgo de contagio. O salen por la nota o no cobran, así de sencillo.


En México, aunque de manera oficial se contabilizan 12 periodistas muertos, la realidad debe ser superior, ya que en todas las entidades de la República se reportan fallecidos.


En su recuento, PEC pone el ejemplo de que la comunidad periodística de Perú ha sido la más afectada, con 93 muertes, seguida por India con 47, Ecuador con 41 y Brasil con 36.


“América Latina lidera con 251 muertes, más de la mitad de las víctimas”, dijo Lempen. Miles de reporteros han sido infectados con el virus y la muerte de más de 450 trabajadores de los medios en unos meses, es una pérdida sin precedentes".


Este artículo se basa en una nota firmada por Rowan Philp, publicada originalmente por Global Investigative Journalism Network (GIJN) y se reprodujo por la Red Internacional de Periodistas con permiso del autor.