top of page

Bicis y motos en la CDMX, una calamidad

Por Ricardo Burgos Orozco



Hace poco más de 20 años un amigo cruzó una calle en Insurgentes Sur, frente a la Zona Rosa; no se dio cuenta que en el sentido contrario de la circulación venía un hombre con su bicicleta, lo arrollo lo lanzó unos metros hacia adelante; recibió golpes severos y durante dos semanas estuvo hospitalizado con lesiones en la cabeza, brazos y en el torso.


Me topé hace unos días con otro ciclista que venía del lado contrario a la circulación. Yo ya me había bajado de la banqueta muy confiado y estaba a punto de moverme hacia la otra acera cuando una persona me tomó del brazo e impidió el impacto. Le agradecí; ni siquiera alcancé a ver a quien manejaba el vehículo que estuvo a punto de atropellarme.


Cada vez es mayor el uso de bicicletas y motos en la capital del país. Se calcula que en México hay poco más de dos millones de bicicletas y un millón 800 mil motocicletas; por fortuna, existen áreas específicas para mover tu transporte, aunque pocas personas tienen la cultura del respeto para los usuarios de a pie y los automovilistas.


Hay que tomar en cuenta que el Reglamento de Tránsito establece que las bicicletas tienen los mismos derechos y obligaciones que cualquier otro vehículo. Muchos ciclistas creen que tienen toda la libertad de circular como se les plazca la gana y no es así. Incluso se pasan los altos, ponen en riesgo a los automovilistas y no respetan los pasos peatonales.


Hace unos días provocó polémica el nuevo reglamento de tránsito para motos que prevé, entre otras cosas, que las motos con un cilindraje menor a los 600 centímetros cúbicos tendrán prohibido circular en vías de acceso controlado, quienes no cuenten con licencia vigente serán remitidos directamente al depósito vehicular, tendrán que aprobar un curso para otorgarles la licencia tipo A1, los cascos que se usen para protección deberán ser específicamente para motociclistas y todos los repartidores de aplicaciones móviles deberán contar con un seguro y licencia tipo A1 o A2.


El titular de la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México, Andrés Lajous, dio a conocer que en esta administración se han infraccionado a 61 mil propietarios de motos y se han remitido al corralón a otras 11 mil en los últimos meses.


Ojalá que con este nuevo reglamento, que entró en vigor el 1 de diciembre, se acaben los abusos de muchas personas que circulan en motocicletas y ciclistas, se pasan los altos, ha habido muchos accidentes por esa razón y han provocado fallecimientos y lesionados, los conductores en motos que trabajan para empresas de alimentos a domicilio por aplicaciones, circulan por las zonas donde quieren, lo que convierte a la ciudad en un caos de tránsito, sobre todo en las horas pico, es decir, en las mañanas y en las noches.


Para colmo, los domingos miles de ciclistas invaden las principales avenidas para hacer su paseo con el permiso del gobierno de la ciudad más por motivos políticos que sociales o deportivos. En ninguna otra parte del mundo se cierran las calles para ello y miren ustedes que Holanda y China son los países donde más se usa la bicicleta.


Es impostergable que las autoridades capitalinas apliquen mano dura contra la anarquía de motos y bicis. Ya es tiempo.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page