Alondra Reséndiz, becaria de la UNAM, ganó el Premio Alemán de Periodismo Walter Reuter 2020

El reportaje publicado el 21 de noviembre del 2020 en el sitio Corriente Alterna, describe las condiciones de trabajo de jornaleras que se dedican, durante todo el año, a elegir los plátanos que se distribuyen a todo el territorio nacional e incluso al extranjero.

Cuando uno hace el reportaje no piensa en ningún premio. La situación de las jornaleras agrícolas del sector platanero es de verdad importante “y nos parecía adecuado que tuviera más exposición en otros lugares. Me sorprendía que personas del medio y de otros lugares nunca se habían preguntado de verdad: ¿por qué había plátanos todo el año?, señala Alondra Reséndiz, ganadora del primer lugar del Premio Alemán de Periodismo Walter Reuter 2020 en la categoría de prensa escrita.


“Para mí había cosas que ya estaban muy claras porque crecí ahí (sureste mexicano), pero esta parte del periodismo nos interesaba mucho, que en cualquier lugar que se pudiera leer se entienda y que quede claridad de lo que se está hablando”, agrega.


El reportaje fue publicado el 21 de noviembre del 2020 en el sitio web de la Unidad de Investigaciones Periodísticas, Corriente Alterna. En el texto se describen las condiciones de trabajo de jornaleras que se dedican, durante todo el año, a elegir los plátanos que se distribuyen a todo el territorio nacional e incluso al extranjero.


Alondra cuenta en entrevista que creció entre Chiapas y Tabasco y acota que es necesario fijar la mira en otros territorios. “Generalmente (las investigaciones) se hacen desde el centro del país y una de las cosas que me parecía importante es la cuestión agroalimentaria, lo que implica desde sembrar algún alimento hasta comercializarlo. Lo que siempre nos rodeó a las personas de ese territorio fue justamente el monocultivo del plátano o del guineo como le llamamos en la región”.

Precisa que sí se obtienen ganancias monetarias, aunque no para las personas que están sosteniendo esa producción, y en este caso específico, las mujeres, las jornaleras agrícolas, las que compartieron sus vivencias, su experiencia en ese ámbito laboral, en su trabajo cotidiano.


En la pandemia ellas no podían parar. “Uno de los sectores que no paró fue el agroalimentario y se consideraban personas esenciales, pero no eran retribuidas como tal”.

Alondra escribió lo siguiente en el reportaje ganador:


“—Mira, cuántas cicatrices tengo —dice mientras enseña su dedo índice—. Estas cicatrices son de cuchilla. Tres en el mismo dedo porque con éste se agarra la penca y con la otra mano se agarra la cuchilla para quitar la corona. Yo me lastimé y seguí trabajando, sólo me amarré una bolsa y dejó de salir sangre. Tuve que seguir trabajando.

“Laura” y sus compañeras han multiplicado la utilidad de su herramienta de trabajo: la usan para protegerse del acoso sexual o laboral de compañeros y patrones; cuando hacen algún trato hablado, acuerdan el monto del salario; si al final de la jornada les quieren pagar menos de lo acordado, ellas —cuchilla en mano— detienen los camiones de carga que transportan los plátanos. No los dejan salir hasta que se cumpla el acuerdo. Con la cuchilla también se salvaguardan de los asaltos”.


Cuenta que no se conciben como víctimas. “Me tocó escuchar mucho cómo hablaban de ellas. Lo que se lee en el reportaje, esto de la herramienta de trabajo, la cuchilla, es un elemento, pero hay muchos más en su vida cotidiana”.


Para trabajar los reportajes en la Unidad de Investigaciones Periodísticas de Cultura UNAM tienen mentores, periodistas con más experiencia. “Hay como cuatro equipos. En cada equipo hay una persona que te acompaña, que te dirige, que está ahí para resolver cualquier duda que tengamos. También está la parte de edición. El texto se construye con todo nuestro trabajo de reporteo y también con la edición, primero de la persona más cercana del equipo y luego con una edición más general de toda la unidad”.


Se reúnen cada semana, platican de sus dudas. “Al ser un proceso de formación hay más tiempo para platicar o para externar acuerdos y desacuerdos dentro de la unidad. Algo que para mi ha significado mucho son las diferentes maneras de ver el mundo y los diferentes lugares desde nos enunciamos porque la pandemia sí determinó cierta agenda el año pasado y éste que está transcurriendo. Creo también que nosotras como reporteras y reporteros nos interesamos por contar las historias más cercanas, lo más local y darle una exposición para conectarlo con algo más global”.


En su carrera de estudios latinoamericanos están personas indecisas o quienes quieren “un poquito de todo. Era la carrera que para mi consideraba perfecta, me gustaban muchas cosas, quería entrar a letras, quería entrar a sociología. No sabía por dónde ir y justamente esa carrera es interdisciplinaria. Cuando vi el plan de estudios me emocioné mucho. Se enfoca en los países latinoamericanos. No elegí periodismo al principio porque no era mi idea cuando entré a la universidad, no era lo que yo pensaba hacer, pero en la carrera tuve profesoras y profesores magníficos de los cuales yo aprendí un montón y estoy aplicando las herramientas que me dieron para hacer estos reportajes”.


Olfato periodístico, rigor en la investigación y creatividad intelectual, fueron los elementos que el jurado del Premio Alemán de Periodismo Walter Reuter 2020, encontró en el reportaje “¿Por qué hay plátanos todo el año?, o cómo las jornaleras trabajan con lluvias y pandemia”, de la periodista Alondra Reséndiz Ascencio, de Corriente Alterna para otorgarle el primer lugar, en la categoría de Prensa escrita.


El Premio Alemán de Periodismo Walter Reuter, uno de los más importantes en habla hispana, es un galardón dirigido a periodistas mexicanos y latinoamericanos que publican en medios mexicanos. Impulsado por nueve instituciones alemanas, el premio busca fomentar la libertad de expresión y otorgar un reconocimiento a la actividad periodística de calidad en México.


Alondra, alumna de la licenciatura en Estudios Latinoamericanos en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, es estudiante desde hace un año, de la Unidad de Investigaciones Periodísticas (UIP) adscrita a la Secretaría de Comunicación de Cultura UNAM.