top of page

¿Alguien se acuerda de Romero Deschamps?

Por Daniel Lee


Lo pregunto a propósito del aniversario 85 de la expropiación petrolera, en puerta para los próximos días, y me refiero a este señor, cuya historia se ha escrito en los renglones de la impunidad. Como legislador gozó por años de fuero.


¿En verdad hay algo qué celebrar? Con un Pemex que como empresa “productiva” del Estado se ha convertido en un barril sin fondo, cuyas políticas energéticas provocaron una pérdida fiscal por más de 671 mil millones de pesos tan sólo durante 2022; donde se la titular de la Secretaría de Energía Rocío Nahle en una espiral de corrupción ha beneficiado sus amigos y compadres en contratos multimillonarios en la Refinería (que no refina) de Dos Bocas.


Y vuelvo a repetir la pregunta, ¿a celebrar qué este 18 de marzo? Si el gobierno federal tuvo que recurrir al mayor endeudamiento neto desde 2008 por un monto de 1.26 billones de pesos, esto debido a que, al otorgar los estímulos para contener el precio a las gasolinas y el apoyo fiscal a Petróleos Mexicanos, otros ingresos fueron sacrificados.


A esto se suma el cambio en la dirigencia de secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), colocando a la cabeza a Ricardo Aldana, -por cierto, de la cofradía de Carlos Romero Deschams- quien obtuvo, con una plaza de confianza, lo inverosímil, robar una elección amañada.


Hasta ahora, nadie ha podido dejar limpia y sin dudas la aplicación del SIRVOLAB, y tampoco la autoridad laboral ha hecho lo suyo ante la exigencia de una auditoría cibernética de dicho sistema. Los trabajadores petroleros confiaron en una democracia que nunca ocurrió.


Que se invalide la elección de Ricardo Aldana, demandó Arturo Flores Contreras, dirigente nacional del movimiento Petroleros Activos en Evolución (PAE), que interpuso un amparo ante un Juez de Distrito en Materia Laboral ante la toma de nota que, de manera ilegal se le otorgó a Ricardo Aldana para ostentarse como secretario General del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM)


Acusó que, desde la autoridad laboral, ha prevalecido hasta ahora, dilación, la indiferencia y hasta una complicidad tácita por parte del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral no obstante las claras irregularidades cometidas en el proceso de elección.


Flores Contreras demandó a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) transparentar el proceso de elección y el pasado 16 de febrero del 2022 entregó un pliego petitorio en el edificio sede de la dependencia con el que pidió también una auditoría forense cibernética, a la que al parecer ni siquiera dio vista a las autoridades competentes para llevarla a cabo. Tarde se les hizo para otorgarle la Toma de Nota a Ricardo Aldana sin considerar siquiera esa auditoría forense SIRVOLAB. Los trabajadores petroleros confiaron en la autoridad laboral y fueron traicionados.


De Romero Deschamps qué podemos decir. Sobre él pesan al menos 6 denuncias penales. Ahora que está en los reflectores el gobernador de Nuevo León, Samuel García, recordemos que, como senador de la República por Movimiento Ciudadano, éste se apersonó junto con su correligionaria Verónica Delgadillo a la Fiscalía General de la República (FGR) a interponer una denuncia en contra Romero Deschamps, por enriquecimiento ilícito y otros 10 delitos.


En palabras del mismo Samuel García, se incluyeron los delitos de robo de combustible, secuestro, venta de plazas, desvío de recursos, delincuencia organizada, operación con recursos ilícitos, así como evasión y defraudación fiscal.


Pidieron al fiscal Alejandro Gertz Manero integrara una carpeta de investigación, para ser vinculado a proceso aplicándole prisión preventiva a quien llamaron 'el padrino del huachicol'. Pero esto, como sabemos, nunca ocurrió. Acaso también se olvidó esto.

Samuel García recordó que el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no había ninguna denuncia contra el líder sindical, pero se encontraron cinco denuncias que datan de 2004, 2006, 2008 y 2014 y una más del 2018 del mismo sindicato.


Han transcurrido más de cuatro años, y uno de los íconos de la corrupción en nuestro país se mantiene impune y en libertad, sin que se asome ni la mínima intención de que la FGR actúe y haga su trabajo. Acaso, complicidad, encubrimiento, impunidad. En fin, así las cosas. Hasta la próxima.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page