Ahora también se podrá cultivar espinacas en el desierto

Por Abraham Eduardo Sierra Priego



Gracias a una investigación de la Universidad Rey Abdullah en Arabia Saudí. La investigación llevada a cabo por el profesor Peng Wang, ha descubierto como el vapor de agua puede ser una gran solución para zonas donde se registra escasez de recursos hídricos.


Los investigadores plantaron semillas de este vegetal en una caja en el mes de junio donde las precipitaciones en este lugar son nulas la investigación se llevó a cabo a través de 3 elementos: un panel fotovoltaico, un hidrogel especial y un bidón. Los resultados obtenidos en la investigación fueron sorprendentes.


Las espinacas cultivadas a altas temperaturas y en un ambiente totalmente seco, crecieron hasta alcanzar los 18 centímetros. Además se recogieron 2L de agua gracias al sistema creado por los investigadores en apenas dos semanas.

408 visualizaciones