top of page

Afectaciones en el cerebro por estar tantas horas frente al dispositivo móvil

Redacción Mayte Mendoza Cerón ANCOP



Actividades en línea, conferencias, reuniones de trabajo, toda aquella comunicación a través de internet, que durante los últimos años se ha encontrado a causa de evitar los contagios del virus, además un ahorro de tiempo y acceso a audiencias numerosas, locales o lejanas.


Esto conlleva a una pérdida con el contacto presencial, físico, humano, formándose una serie de consecuencias, en particular el ámbito educativo de mayores y jóvenes, a esa pérdida se le añade un posible daño a la salud, manifestándose las investigaciones científicas en cuanto a las horas que se pasan frente a un ordenador a algún dispositivo similar.


El daño principalmente se radica en la luz azul que se emite por parte de los dispositivos electrónicos como tabletas o celulares, generalmente basados en LEDs (diodos de emisión de luz).


La luz hace referencia a la forma que tiene el cerebro de sentir y percibir conscientemente ondas electromagnéticas, este tipo de energía se encuentra por todas partes. La luz azul se refiere a una onda muy corta, la cual emite mucha más energía que otros colores del espectro invisible humano, un ejemplo es el verde, amarillo o rojo haciéndola más peligrosa.


Los lentes de nuestros ojos (cornea y cristalino) son capaces de proteger la sensible retina de ser dañadas por la onda corta y ultravioletas, pero no es posible darle una mayor protección si se está hablando de la luz azul, de ahí surge el peligro de permanecer muchas horas expuestos a los ordenadores y dispositivos electrónicos.


Existen investigaciones que señalan efectos beneficiosos de la luz azul como disminución de la depresión estacional, o mantenernos despiertos, potenciando la memoria, y, por otro lado, su relación con patologías de la retina, entre ellas se relaciona la muerte de células fotorreceptoras, glaucoma o degeneración muscular.

0 comentarios
bottom of page