Acuerdan con comunidad menonita frenar deforestación

Ante un llamado del Gobierno de México a través de la SEMARNAT, las comunidades menonitas se comprometen a detener todas las actividades que impliquen la deforestación de zonas de la selva maya y establecer sistemas de producción más amigables con la naturaleza.

Con el objetivo de atender temas ambientales y productivos, así como para establecer mecanismos y acciones institucionales a fin de revertir procesos de deforestación en la selva maya en el estado de Campeche, se instaló una mesa de trabajo permanente entre autoridades federales y comunidades menonitas.


Campeche es una entidad eminente forestal: tiene una extensión territorial de 5 millones 759 mil hectáreas; 4.4 millones están cubiertas por ecosistemas tropicales forestales, incluyendo 196 mil de manglares, equivalentes al 25% de los manglares de México.


En la década de los ochenta del siglo pasado, menonitas de los estados de Chihuahua, Durango, Tamaulipas y Zacatecas se trasladaron a Campeche en donde han desarrollado una agricultura intensiva mecanizada basada en el cultivo de transgénicos y el uso de agrotóxicos, así como sistemas de producción de carbón que han llevado a la deforestación en la zona, además de situaciones irregulares de compra-venta de tierras. Lo anterior ha impactado significativamente en la salud de ecosistemas, pueblos y comunidades.


Esta reunión, que reviste un carácter histórico por los acuerdos alcanzados, tuvo lugar en la Ciudad de San Francisco de Campeche. En ella participaron, entre otros: Agustín Ávila Romero, coordinador general del Centro de Educación y Capacitación para el Desarrollo Sustentable (Cecadesu); Alberto Escamilla Nava, titular de la Promotoría de Desarrollo Forestal de la Conafor; Jazmín Santineli, directora general de Cooperación Internacional de la ASEA; Francisco Zebadúa, director local de la Conagua; César Romero, representante de la Semarnat en el estado; Carmen Senda Acosta, representante de la Profepa en la región; Katia Meave Ferniza, Delegada de los Programas Federales para el Desarrollo en Campeche; Luis Bravo Cardoza y Gabriel Cardos Rosales, capitán y teniente de Navío, respectivamente, de la Secretaría de Marina; Mario Escalante, jefe de Coordinación Nacional de la Guardia Nacional; así como representantes de las comunidades menonitas de Santa Fe, Santa Rosa, Chavi, Nuevo Progreso, Trinidad, Nuevo Durango, Yalnón, Temporal y Valle Nuevo.


Es importante destacar que se lograron firmar los siguientes acuerdos:


1. Las comunidades menonitas se comprometen a detener todas las actividades que impliquen la deforestación de zonas de la selva maya.

2. Participar con los gobiernos federal, estatal y municipales en el ordenamiento ecológico del territorio.

3. Instalar una mesa de trabajo permanente para atender los temas de:

a. Producción, a fin de establecer sistemas más amigables con la naturaleza.

b. Trámites, para agilizar gestiones ante la Semarnat para regularizar y legalizar actividades productivas.

c. Tenencia de la tierra, para dar certidumbre a las comunidades mayas sobre su propiedad agraria y a las comunidades menonitas sobre los procesos de compra-venta de tierras.

d. Denuncias y mitigación, a efecto de revisar denuncias administrativas y penales contra los menonitas y acciones de reparación y mitigación de daños ambientales.


La próxima reunión de trabajo se realizará el 1 de septiembre en Hopelchén, Campeche, con la participación de autoridades de los gobierno federal y estatal y las comunidades menonitas.


Todo lo anterior se realiza dentro de una estrategia nacional de combate a la deforestación y la implementación de la agenda ambiental del gobierno de México impulsada por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales.