top of page

Acciones para proteger la capa de ozono deben continuar a 36 Años del Protocolo de Montreal

Redactor: Daniel Lee

Acciones para proteger la capa de ozono deben continuar a 36 Años del Protocolo de Montreal

Transcurrieron 36 años de la adopción del Protocolo de Montreal y uno de los acuerdos medioambientales más significativos en la historia de la humanidad, la protección de la capa de ozono sigue siendo una prioridad crucial.


Así lo destaca el investigador del Grupo de Aerosoles Atmosféricos del Instituto de Ciencias de la Atmósfera y Cambio Climático (ICAyCC) de la UNAM, Oscar Augusto Peralta Rosales.


Este compromiso internacional, dijo, se estableció en respuesta a la creciente preocupación sobre la degradación de la capa de ozono, causada principalmente por la emisión de compuestos fluoro y bromo carbonados utilizados en refrigeradores y otros productos desde la década de 1950.


El Protocolo de Montreal ha desempeñado un papel fundamental en la reducción de la producción y el consumo de estos compuestos, evitando así un mayor deterioro de la capa de ozono en la estratosfera.


El Dr. Peralta Rosales enfatiza la importancia de mantener el enfoque en esta causa global, ya que existen nuevos refrigerantes y propelentes similares que se utilizan en productos como aerosoles para el cabello y pinturas. Reducir su uso es esencial para prevenir su liberación a la atmósfera, lo que podría tener un impacto negativo en la capa de ozono.


Además de la reducción en el uso de estos productos, el experto hizo un llamado a la disminución del uso de automóviles, ya que las emisiones de óxido de nitrógeno pueden contribuir a la degradación de la capa de ozono en ciertos casos. También aconseja evitar productos que contengan bromuros, como pinturas y esmaltes, ya que estos compuestos son particularmente perjudiciales para la capa de ozono.


La capa de ozono, aunque se le llama "capa", no tiene un techo preciso ni una altura definida, sino que se distribuye en un espesor de aproximadamente 10 kilómetros en la atmósfera. Esta capa invisible de gas, situada a una altitud de 15 a 35 kilómetros sobre la superficie de la Tierra, desempeña un papel crucial al absorber los rayos ultravioleta (UV) del Sol, incluyendo la radiación UVC y UVB, que son dañinas para los seres vivos.

La existencia de la capa de ozono es un escudo protector que previene la incidencia de cáncer de piel y protege a los organismos vivos de la radiación solar.


Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, gracias al Protocolo de Montreal, hay pruebas de que la capa de ozono está "cicatrizando" y se espera que se recupere a mediados de este siglo. Se estima que el agujero de ozono en la Antártida se cerrará en la década de 2060, y otras regiones volverán a los niveles anteriores a 1980 incluso antes de esa fecha.


Además, se proyecta que los esfuerzos de protección ayudarán a prevenir dos millones de casos de cáncer de piel en todo el mundo cada año hasta 2030, lo que subraya la importancia continua de mantener y fortalecer los esfuerzos para preservar la capa de ozono.


En conmemoración al Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, que se celebra el 16 de septiembre, es esencial recordar que la protección de esta capa es esencial para la salud de nuestro planeta y de todos los seres vivos que lo habitan. La lucha contra el agotamiento de la capa de ozono es un recordatorio de lo que la cooperación internacional y la acción consciente pueden lograr para abordar los desafíos ambientales globales.

0 comentarios

Comments


bottom of page